Las jornadas estos días con nuestros hijos pueden hacerse interminables, acostumbrados a su rutina habitual. A parte de que resultará más difícil que cumplan con sus obligaciones, debido a la percepción que se tiene del tiempo que les queda para poder realizarlas.

Por tanto el mejor plan es establecer una rutina desde el primer día, e ir adaptándola en función de su aceptación entre los miembros de la familia.

¿Y COMO ESTABLECER ESA RUTINA?

Pues primeramente y si todavía no se ha explicado la situación, hay que reunirse y explicarla, adaptando siempre las palabras y el enfoque a la edad de nuestros hijos.

A partir de aquí ya podemos establecer las diferentes rutinas, de forma conjunta y unánime.

Los términos generales, evidentemente los establecerán los padres y madres, ¿Esto que quiere decir?

Que si por las mañanas tu sueles recoger la casa de 8-9h y tienes que trabajar desde casa de 9-13 y después hacer la comida. Durante ese tiempo todos tienen que tener claras las normas y las tareas que tienen que hacer, así como las consecuencias de no cumplirlas. Por ejemplo, les podéis indicar que durante ese horario no te pueden «molestar», pero que tú les preguntarás varias veces durante la mañana si necesitan algo. Por tanto se pueden apuntar la duda para luego preguntarte.

Bien, empezamos la mañana. Es importante que todos nos levantemos y vistamos como lo hacemos habitualmente, nada de quedarse en la cama hasta tarde o ir en pijama y sin lavarse la cara en todo el día. ¿Por qué? Pues porque al vestirnos activamos el protocolo mental de ponernos en acción para realizar acciones diversas. El hecho de estar en pijama, por el contrario, nos indica que estamos en modo descanso y por tanto, nos relajamos y nos dará más pereza realizar las tareas.

Habiendo establecido la primera norma o rutina del día, pasamos a la siguiente.

Se deberá realizar un horario de estudio junto a tu hijo, ¿Y como se hace esto? Puedes pinchar aquí para descargarte el PDF del horario, que adaptaras junto con tu hijo al horario habitual de sus clases.

Es decir, os sentareis con el horario de clases delante y vais apuntando de qué hora a qué hora deberá dedicar a cada asignatura.

Tendréis que tener en cuenta la curva del rendimiento, esta tiene forma de U invertida, por tanto la primera y la última hora será conveniente trabajar las asignaturas más fáciles, o que menos le cuestan, para pasar a las que tienen o le suponen mayor dificultad.

Si no tiene tareas, dedicará entre una y media hora a repasar, hacer resúmenes o esquemas. Lo más importante de esto es que se debe estipular, tanto el tiempo de comienzo como de finalización de la tarea, ya que si no se delimitan los horarios existen más posibilidades de caer en distracciones.

Pensad que este horario puede ser flexible, o que si un día quiere dormir un poco más, tampoco nos vamos a poner quisquillosos, no nos conviene crear un ambiente tenso en estos momentos de #quedatencasa comunitario. La cuestión es que más o menos se mantengan unas normas y que nuestros hijos tengan unas determinadas obligaciones.

De igual forma el fin de semana se pueden organizar en consenso unos horarios de juegos en familia, tiempo libre para cada uno, y sobre todo restringir el uso de las redes sociales y el móvil, a su uso solo en unas horas determinadas.

Si tienen que preguntar algo sobre las tareas escolares, es mejor que lo hagan por mail o mediante llamadas telefónicas, ya que el uso de watsapp dará lugar a alargar las conversaciones innecesariamente.

Si tienes niños pequeños esta rutina no será posible, pero de igual forma puedes estructurar un plan de actividades y horarios flexibles, para ir haciendo a lo largo del día y así evitar frustraciones innecesarias.

Ya sabéis que este es un post cortito que escribo con la finalidad de resumir una cuestión, a grandes rasgos y para que todos la entendamos. Pero para ampliar información, o cualquier otra consulta, no dudéis en contactar conmigo.

«Eleva tus palabras, no tu voz. Es la lluvia lo que hace crecer las flores, no los truenos»

-Rumi-

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *